Abogados especialistas en divorcios y familia

A la hora de tramitar un asunto de esta materia, es necesario realizarlo con un abogado especialista en Derecho de Familia,debido a la especial atención que requiere la figura de la Familia en la actualidad, para ello contamos con los mejores profesionales, entre ellos, un mediador familiar.

Nuestra función principal, es la de ofrecerle asistencia Jurídica especializada en la materia, proponerle las mejores soluciones y adoptar aquella solución que más se adopte a sus intereses.

A continuación mostramos, de forma resumida, alguna de las materias más solicitadas:

Medidas provisionales previas y provisionalisimas

Este tipo de medidas se suelen establecer de forma separada a la demanda o de forma conjunta a la demanda, es decir, a la vez que se interpone demanda de divorcio contencioso, cuando no existe acuerdo entre los cónyuges, se solicita a su vez, las medidas provisionales.

Debido a las dilaciones que se producen en el tiempo a la hora de plantear una demanda de divorcio contencioso, se suelen solicitar este tipo de medidas, debido a su agilidad y rapidez procesal, para ofrecer una solución de carácter temporal, respecto de los bienes, hijos y situación de los cónyuges, estas medidas estarán en vigor hasta que se emita sentencia del divorcio contencioso, la cual recogerá las medidas que se tendrán que adoptar a partir de entonces.

¿Sobre que medidas se pronuncia?

- Se determina, si existen hijos menores, cual de los cónyuges tiene que el régimen de guardia y custodia, así como la patria potestad, se establece el lugar, modo y tiempo que cada progenitor podrá estar con sus hijos.

- Se atribuye, en función del interés familiar más necesitado de protección, el uso y disfrute de la vivienda familiar, con carácter general se suele atribuir a la persona que tiene la guardia y custodia de los menores.

- La aportación que tiene que hacer cada cónyuges a las cargas del matrimonio, entendiéndose por cargas, el conjunto de gastos y obligaciones y gastos que exija la conservación y adecuado sostenimiento de los bienes del matrimonio y los contraídos en beneficio de la unidad familiar (STS 31 de mayo de 2006), como ejemplo de lo anterior, se consideran cargas: Alimentos, ropa, habitación, asistencia médica, formación…

- Determinar el régimen de administración y disposición de los bienes privativos.

Se celebrará una vista sobre dichas medidas, en las que ambas partes serás escuchadas y alegarán lo que crean a su favor, una vez se emita el Auto que recoge dichas medidas provisionales, se deberá presentar en el plazo de 30 días, la demanda de divorcio, separación o nulidad. Si no se presenta dicha demanda, las medidas provisionales que se hayan acordado en el auto, dejarán de tener efecto.

Medidas provisionalísimas

La diferencia de las medidas provisionales previas y las medidas provisionalísimas, es que estas últimas, se justifican por la necesidad de interrumpir la vida en común con carácter extremadamente urgente, por el riesgo para la vida e integridad física que puede sufrir uno de los cónyuges, esta medida suele ser de aplicación en aquellos casos en el que uno de los cónyuges, esta sufriendo malos tratos. Las medidas que se adoptarían son iguales que en las Medidas provisionales mencionadas anteriormente.

 

Diferencias entre Divorcio y Separación Matrimonial

Muchos de nuestros clientes llegan al despacho y nos hablan de que quieren separase, cuando en verdad lo que quieren, debido a las medidas que desean adoptar, es divorciarse, por eso, creemos conveniente diferenciar entre Divorcio y Separación:

Aspectos comunes entre Separación y Divorcio:

  • Puede ser solicitada por ambos cónyuges o por uno solo, con el consentimiento del otro
  • Cesación de la convivencia conyugal
  • Posibilidad de que ambos cónyuges puedan vivir en domicilios separados
  • Revocación de aquellos consentimientos y poderes que entre los cónyuges se hayan otorgado
  • Adopción de las medidas correspondientes: Patria potestad, guardia y custodia, régimen de visitas, atribución del domicilio, aportación de las cargas del matrimonio…

La diferencia es que la separación, supone el cese temporal de la convivencia conyugal, ya que permanece el vínculo matrimonial y se instaura el régimen de separación de bienes. Ambos cónyuges pueden reanudar dicha convivencia, con posterioridad, mediante la reconciliación, dejando sin efecto las medidas acordadas en la separación, aunque las mediadas adoptadas con los hijos, podrán seguir en vigor si se aporta justa causa.

En cambio, la sentencia de divorcio, supone el cese definitivo de la convivencia conyugal, produce la extinción de los deberes conyugales y la disolución del régimen económico matrimonial, por lo que los cónyuges divorciados, tienen la posibilidad de contraer matrimonio de nuevo.

 

Procedimiento de Divorcio por mutuo acuerdo

Requisitos para iniciar el procedimiento

1º) Que cualquiera de los cónyuges no desee continuar con el matrimonio, no es necesario alegar causa alguna.

2º) Que haya transcurrido más de 3 meses desde la fecha de celebración del matrimonio, no será necesario cumplir el plazo de 3 meses, si se acredita la existencia de riesgo para la vida, la libertad, integridad física o moral, la libertad e indemnidad sexual del cónyuge demandante o cualquiera de los hijos/as del matrimonio.

Obviamente, aunque puede ser uno de los cónyuges el que desee no continuar con el matrimonio, para realizar el divorcio de mutuo acuerdo es necesario que ambas partes, este de acuerdo con las medidas que se van a llevar a cabo.

Documentos necesarios para el divorcio por mutuo acuerdo: Con la demanda de divorcio de mutuo acuerdo se tienen que acompañar como requisito legal imprescindible, los siguientes:

  • Certificación literal de inscripción del matrimonio del Registro Civil correspondiente, en el caso de existir hijos en el matrimonio, también se tendrán que aportar los certificados literales de inscripción de nacimiento de cada hijo.
  • La propuesta de convenio regulador
  • Con carácter opcional, pueden ser aportados además: copia del libro de familia, certificado de inscripción en el padrón, así como aquellos documentos que ambos cónyuges crean convenientes para fundamentar sus pretensiones.

La competencia territorial: El Juzgado competente para conocer de los procedimientos de separación o divorcio de mutuo acuerdo, será el Juzgado que corresponda al del último domicilio común, o bien, el domicilio de cualquiera de los solicitantes.

Procedimiento: Una vez presentada la demanda de divorcio o separación, el Juez convocará a las partes para que ratifiquen el convenio regulador presentado, en la práctica, con carácter general se suele llamar a ambas partes a la vez a que realicen la ratificación.

En el caso de existir hijos menores de edad o incapacitados, será preceptivo que el Fiscal emita informa sobre la conformidad o disconformidad de las medidas adoptadas en el convenio regulador.

Una vez realizada la ratificación, y no se observase ningún defecto, el Juez emitirá sentencia acordando las pretensiones requeridas en su totalidad o parcial, en este último caso, dará traslado a las parte para que propongan nueva redacción.

El convenio regulador de mutuo acuerdo

Como ya hemos mencionado, el convenio regulador es uno de los requisitos legales que se exige a la hora de presentar la demanda de divorcio o separación por mutuo acuerdo.

En dicho convenio existen una serie de materias que son obligatorias que se regulen, siendo estas las siguientes:

  • Patria potestad: Mientras los hijos sean menores de edad, los progenitores tienen una serie de deberes y obligaciones hacia estos, como son su protección, formación, sostenimiento…Llamándose patria potestad al conjunto de estos deberes y obligaciones que ostentan los progenitores hacia sus hijos. Con carácter general será asignada a ambos progenitores, salvo acuerdo entre ambas partes o por decisión judicial.
  • Guardia y Custodia: Concepto definido por la doctrina como tenerlos en su compañía”. Puede establecerse a uno solo de los cónyuge o de forma compartida.
  • Uso de la Vivienda Familiar: Con carácter general suele ser atribuida al cónyuge que tiene la guardia y custodia de los hijos y conviva con estos o no se produce dicha adjudicación por pacto de venta.
  • Régimen de visitas: Se fijará de forma libre entre ambos progenitores, un régimen de visitas, comunicación y estancia, indicando horario de recogida, entrega y lugar, siendo muy común fijar  los fines de semana, días intersemanales, vacaciones de verano, navidad y semana santa, así como otras fechas relevantes que los hijos pasarán con sus progenitores.
  • Pensión de alimentos: Se fijará una pensión de alimentos para los hijos menores y los mayores de edad que no hayan adquirido la independencia económica, se tendrá en cuenta los gastos de estos y los beneficios obtenidos por los padres, además se fijaran los gastos extraordinarios así como las actualizaciones de dicha pensión. En el caso de guardia y custodia compartida no procede fijar dicha pensión de alimentos, ya que cada uno de los progenitores se hará cargo de los gastos que tendrá cada niño durante su estancia con estos.
  • Pensión compensatoria: La finalidad de esta pensión es una compensación por el desequilibrio económico que le supone a uno de los cónyuges la separación o divorcio con respecto al otro cónyuge, esta pensión tendrá carácter temporal o por tiempo indefinido, dependiendo de la edad, estado de salud, dedicación pasada y futura, cualificación profesional…
  • Liquidación de la sociedad de gananciales: En el caso de que proceda realizar la liquidación, se realizará el inventario, avalúo, liquidación y posterior adjudicación del activo y pasivo de la sociedad de gananciales.
  • Contribución a las cargas: Si no se procede a la liquidación de la sociedad, o hasta que se produzca dicha liquidación, las cargas del matrimonio deberán de ser repartidas entre los cónyuges, el término carga, se refiere a todos aquellos gastos que se realizan para el sostenimiento de la unidad familiar.
  • Otros acuerdos: respecto a otras viviendas y bienes muebles, así como cualquier otro tipo de estipulaciones.

Liquidación de gananciales

La liquidación de gananciales se ejercita cuando no se han otorgado capitulaciones matrimoniales, en las cuales se fije el régimen de separación de bienes, ya sea en el momento de la celebración del matrimonio o con posterioridad, a su vez, también cabe la opción que si ambos cónyuges deciden no proceder con la liquidación de la sociedad de gananciales, dicha sociedad seguiría en vigor. También tendremos que atender  que atender al derecho foral.

A la hora de proceder a realizar la liquidación del régimen económico ganancial, se deberá determinar la existencia de la masa común de bienes y derechos, por lo que se debe realizar un inventario, en el cual se concretará el activo y pasivo, a su vez se procederá al avalúo de la masa común reflejada en el inventario y posteriormente a su liquidación, atribuyendose cada cónyuge, los bienes y derechos que por mutuo acuerdo hayan decidido.

Dicha disolución no produce efectos por la mera ratificación del convenio en el Juzgado, pues el Juez deberá emitir sentencia firme y recoger las medidas establecidas en la liquidación de gananciales, de no ser así, deberemos acudir a un procedimiento posterior de liquidación.

Contactar

Procedimiento Contencioso de Divorcio

Demanda y documentos que debe acompañar: A la hora de presentar una demanda de divorcio contencioso, se requieren los mismos documentos y requisitos que en el divorcio por mutuo acuerdo, mencionados anteriormente.

Competencia territorial en procesos contenciosos: El Juzgado competente para conocer de estos casos será el Juzgado del domicilio conyugal o familiar, si esta primera regla, no se pudiese aplicar, debido a inexistencia de domicilio familiar, la Ley permite que el demandante elija si quiere presentar la demanda en el último domicilio conyugal, o bien en el lugar de residencia del demandado.

Observaciones: Un proceso contencioso puede reconducirse por mutuo acuerdo hasta el momento antes de dictar sentencia, una vez que se haya emitido sentencia no se podrá reconducir dicho procedimiento

Vista del Juicio y pruebas

Una vez presentada la demanda y contestada por la otra parte, se convoca a ambas partes a la vista, siendo preceptiva la asistencia de abogado y procurador, a continuación se desarrollará la vista y se practicarán las pruebas que ambas partes hayan solicitado durante la vista así como la declaración de los cónyuges.

La incomparecencia injustificada al día de la vista, supone la admisión de los hechos alegados por la parte contraria con respecto a las medidas de carácter patrimonial.

Audiencia de los menores

Los hijos menores podrán ser oídos ante las Autoridades Judiciales, siempre que cumplan con dos requisitos:

  1. Ser mayor de 12 años, este primer requisito no es una regla imperativa, pues el menor podrá ser oido con anterioridad a los 12 años si presenta tener “juicio suficiente”, es decir, cuando cuente con un grado de madurez suficiente.
  2. Tener suficiente juicio

Dicha audiencia a los hijos consiste en una entrevista que se realiza en el Juzgado, ante el tribunal y el Ministerio Fiscal,  no podrán estar presentes ni sus progenitores ni abogados, todo ello para salvaguardar los intereses e intimidad del menor. La practica de que los menores sean escuchados, podrá ser solicitado por: de oficio, propuesto por las partes, el Fiscal, miembros del equipo técnico e incluso el propio menor.

En ningún caso, la voluntad del menor no vincula al Juzgador a la hora de emitir un fallo, pues solo con el mero deseo del niño no es suficiente, se tienen que apreciar otra serie de circunstancias objetivas.

 

Ejecución de sentencias en procedimientos matrimoniales

Una vez, el Juez emita en forma de Auto o Sentencia las medidas que deben de realizar ambos cónyuges, en caso de incumpliendo se podrá ejecutar dicha resolución judicial, siendo los incumplimientos los siguientes:

  • Cualquier cónyuge o progenitor que incumpla de forma reiterada las obligaciones pecuniarias.
  • Incumplimiento de obligaciones no pecuniarias de carácter personalísimo.
  • Incumplimiento derivado de las obligaciones derivadas del régimen de visitas.
  • En el caso que un gasto extraordinario no sea aceptado, se deberá someter a ejecución.

 

Modificación de Medidas definitivas

Es lógico que las medidas que se acordaron al principio del procedimiento de divorcio, al cabo de los años, cambien las condiciones y circunstancias de los componentes de la familia, y por lo tanto, dichas medidas también deben ser modificadas para adaptarse a la nueva realidad. Por lo que como requisito fundamental para poder plantear dicha acción de modificación de medidas, deberán concurrir las siguientes circunstancias:

  • Una alteración sustancial de la situación, que se haya producido un cambio fundamental que acredite dicha modificación.
  • Que dicho cambio sustancial, sea de carácter permanente, tiene que ser un cambio estable y continuo en el tiempo.
  • Dicho cambio tiene que ser imprevisible, justificando al Juzgado que no se podía prever dicha situación.
  • Que la modificación de medidas, provocada por una alteración sustancial de la situación, no haya sido provocada.

La modificación de medidas, solo podrá plantearse con respecto aquellas medidas relativas a las obligaciones paternales, concesión de pensión compensatoria y atribución del domicilio familiar.

 

Reconocimiento e impugnación de la filiación, paternidad y maternidad

A la hora de proceder a realizar la reclamación o impugnación sobre filiación, existen principalmente dos tipos de acciones: La acción de reclamación y la acción de impugnación. Este tipo de acciones solo puede ejercitarlas el propio interesado, si es menor o incapacitado lo realizará su representante legal  o el Ministerio Fiscal.

Procedimiento y pruebas

A la hora de presentar una demanda sobre reclamación o impugnación de la filiación, es un requisito imprescindible presentar un principio de prueba que fundamente los hechos que se alega, presentar un conjunto de evidencias que permitan considerar, en mayor o menor grado, la existencia de dudas con respecto a la filiación.

Pruebas biológicas: Son admisibles toda clase de pruebas, pero dentro del amplio abanico de pruebas que se pueden presentar, nos encontramos con la prueba biológica, debido a su naturaleza, constituye un medio probatoria infalible, esencial y fiable. Ambas partes deben contribuir para la realización de este tipo de pruebas y ante una negativa injustificada, se declararía la filiación reclamada, si existiesen otros indicios razonables.

Contactar